Fundamentos de la investigación social (resumido por Isabel Torio)

Partimos de la idea de investigación como estrategia para averiguar algo. Esta investigación tiene tres propósitos: exploración, donde intentamos sacar alguna idea previa o conocimiento preliminar sin que nos dé todavía respuesta a nuestro estudio; descripción, donde ya tomamos una serie de características más concretas sobre el fenómeno a estudiar, es decir, describimos lo observado primeramente, y por último la explicación , intentando dar respuesta a los porqués de nuestro fenómeno.

En una investigación, sin duda, tenemos que delimitar qué o a quién estudiar, éstas son las “unidades de análisis”. Generalmente suelen ser individuos, aunque puede tratarse de grupos sociales, organizaciones o productos sociales.

Para entender mejor estas unidades nos servimos de la falacia ecológica (conclusiones del análisis de grupos) y el reduccionismo.

Además un condicionante importante es la dimensión temporal, ya que determinados proyectos estudian fenómenos puntuales (estudios transversales: observación en un justo momento), otros como los estudios de tendencias observan los cambios en la población en un período o los estudios de cohortes (cambios más longitudinales en el tiempo). También en esta línea temporal más amplia están los estudios de paneles (que examinan cada vez al mismo conjunto).

Aunque sin duda, muchos estudios se producen mediante el sentido común y la inferencia lógica.

Para diseñar nuestro proyecto de investigación por tanto, debemos llevar a cabo una preparación para formar una imagen inicial del futuro material investigado, realizar una conceptualización (entendido bien lo que queremos estudiar mediante un correcto lenguaje, términos…), elegir un determinado método de investigación (entrevista, encuesta…) y el grupo o población sobre el que queremos sacar un estudio y del que normalmente escogeremos una muestra.

Tras esto procederemos a la observación o recopilación de todos los datos y los procesaremos interpretándolos para llegar a conclusiones que queremos que sean aplicables a futuros estudios.

About these ads

Acerca de Escobar

Profesor de Técnicas de Investigación Social de la Universidad de Salamanca
Esta entrada fue publicada en Resumen. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Fundamentos de la investigación social (resumido por Isabel Torio)

  1. Uldarico Ossio Seminario dijo:

    Al determinar qué o quién pretendemos estudiar, estamos definiendo las “unidades de análisis” dentro de una investigación social. Existen varias unidades de análisis comunes en las ciencias sociales; por ejemplo, los individuos, los grupos, las organizaciones o los productos sociales.

    Ahora bien, al estudiar grupos o sistemas, es común caer en error y pretender llegar a conclusiones respecto de los individuos que conforman el conjunto, basados únicamente en la observación de éste. En efecto, se infieren conclusiones tentativas por las cuales se llega a suponer (infundadamente) que dada la conducta o las características del grupo, todos los individuos que lo conforman se comportarán de esa manera o comparten las mismas características, necesariamente. A este tipo de error se le conoce como la “falacia ecológica”.

    Sin perjuicio de lo anterior, no es de menor importancia advertir que a fin de prevenir caer en la falacia ecológica, se puede llegar a cometer lo conocido como “la falacia del individuo”. Esta falacia consiste en ignorar o refutar el esquema general que subyace dentro del grupo estudiado debido a particulares características o conductas de determinado individuo o individuos dentro del mismo.

    En conclusión, al estudiar un conjunto de individuos, un investigador siempre debe estar atento en no caer en este tipo de errores de interpretación, que comúnmente perjudican una investigación social.

  2. Marion Koechlin dijo:

    El resumen de Isabel me parece claro, completo, bastante sintético y corto.
    De hecho, a la hora de diseñar su investigación ciertas preguntas necesitan que el investigador tome unas decisiones que orientarán después su encuesta a lo largo de su trabajo. Por ejemplo, y aunque se puedan mezclar los géneros o tipos de investigación (como exploratoria pero explicativa), el hecho de elegir uno u otro de estos tipos puede cambiar el método que el investigador tendrá que seguir (indicadores de medida, la población y el muestreo).
    Después de haber elegido el tipo (uno de los tres propósitos o una mezcla de estos), el investigador tiene que elegir el tamaño de la unidad de análisis (individuo o más amplio), y la dimensión temporal (transversales o longitudinales).

    Aquí, el autor habla de la dimensión temporal pero no habla del espacio territorial o geográfico de la investigación. Opino que este aspecto forma parte también del diseño porque el lugar en el cual se desarrollará la investigación puede también influir sobre el “protocolo” del investigador si es una investigación de campo, y no únicamente documental.
    Decidme si os parece que me equivoco.

    Leyendo el resumen de Isabel, me surge una duda. ¿Los tres propósitos (exploración, descripción, explicación) son una forma de estudio previo de la investigación?¿Unas fases de la investigación? ¿O son la forma de la investigación en su conjunto? Porque según el resumen de Isabel, podemos entender que cada investigación tiene tres momentos: exploración que corresponde a una fase de descubrimiento del ámbito de nuestro fenómeno, descripción de nuestro fenómeno, para poder después explicarlo.
    Mientras que yo había entendido leyendo el texto que cada fenómeno se observa mediante un método preciso. Por ejemplo: “Los estudios exploratorios también son apropiados para fenómenos más persistentes” como si había un tipo de método para cada tipo de fenómeno.
    ¿Alguien puede aclarar esta duda?

    Como último, creo que hay que subrayar la fase metodológica en la cual el investigador elige los instrumentos de medición de su fenómeno. Como lo sabemos, muchas encuestas o sondeos pueden tener errores a la hora de calcular según técnica elegida. Así que justificar y elegir de manera lógica sus métodos cuantitativos de cálculo me parece esencial a la hora de diseñar su investigación.

  3. César Gómez-Barthe Celada dijo:

    El objetivo de la ciencia es averiguar; por ello para llevar a cabo tal cometido se debe de realizar un “diseño de investigación” que elabore una estrategia en la cual deben de estar claros dos requisitos: el primero es que se tiene que especificar lo máximo posible lo que se pretende hallar y el segundo se trata de determinar la mejor manera de realizarlo.
    Para esto es necesario observar y analizar, por eso se tiene que construir un plan de investigación científica que tendrá tres propósitos:

    –> Exploración: estos estudios se realizan con el fin de satisfacer la curiosidad del investigador y su deseo de un mayor conocimiento; probar la viabilidad de un estudio más extenso y desarrollar los métodos que se aplicarán en un estudio posterior.
    –> Descripción: se trata de descubrir situaciones y acontecimientos; el investigador observa y luego describe lo que observó.
    –> Explicación: se refiere al “¿por qué?” de todas las investigaciones.

    Posteriormente pasamos a las unidades de análisis, que serían las unidades de observación como son los individuos (la unidad de análisis más común), los grupos sociales, las organizaciones sociales, los productos sociales (es cualquier resultado de los seres sociales o su conducta).
    En este sentido hablaremos de lo que se denomina la “falacia ecológica” que es un problema por el cual se supone que lo que se sabe de un grupo, un conjunto o un sistema; revela algo de los individuos que los componen.

    Otro aspecto de la investigación es la dimensión temporal, y aquí nos encontramos con los estudios transversales que son exploratorios y descriptivos sobre alguna materia; tambien están los estudios longitudinales que están diseñados para hacer observaciones durante un periódo extenso. Dentro de los estudios longitudinales nos encontramos tres subtipos:

    –> Estudios de tendencias: que estudian los cambios que se registran con el tiempo en alguna población.
    –> Estudios de cohortes: cuando examinamos los cambios en el tiempo de subpoblaciones relativamente específicas.
    –> Estudios de paneles: que examinan cada vez al mismo conjunto de personas.

    Cabe destacar una parte fundamental como es el diseño del proyecto de investigación, que se elabora al principio del proyecto y comprende todas las etapas posteriores. Todo esto nos servirá para comprender más razonadamente el “todo” de la investigación. Para ello nos apoyaremos en la elección del método de investigación más apropiado; como puede ser la operacionalización, la población y el muestreo. Una vez llevado esto a término haremos las observaciones oportunas que nos conducirán al correspondiente análisis donde interpretamos todos los datos reunidos, los procesamos y esto nos traslada a las conclusiones que reflejan los intereses, ideas y teorías que iniciaron la investigación. La última etapa del proceso será la de aplicación que va intrinsecamente unida a la revisión de este proyecto para tener la certeza de que es correcto.

    Para concluir estableceré los elementos necesarios para preparar una propuesta de investigación:

    * Problema u objetivo que se quiere estudiar.
    * Revisión de la bibliografía para saber que han dicho otros sobre el tema.
    * Sujetos de estudio, a quienes va dirigido.
    * Medición, cuales son las variables, como se definirán y medirán.
    * Métodos de recopilación de datos que utilzaremos para este cometido.
    * Análisis, detallar el objetivo y la lógica a seguir.
    * Calendario de las etapas de la investigación.
    * Presupuesto; donde y como se empleará el dinero destinado para todo ello.

  4. Modesto Escobar dijo:

    Primero, paso a comentar el resumen de Isabel. Sus principales méritos consisten en ser conciso e ir a lo fundamental. Sin embargo, contiene un par de errores en la interpretación del texto que paso a comentar:
    a) Para entender mejor las unidades, no empleamos la falacia ecológica, ni el reduccionismo. Antes al contrario, ambos son problemas que debemos evitar en nuestras investigaciones.
    b) La dimensión temporal de una investigación no es un condicionante; sino una modalidad de obtención de datos. Esta puede ser puntual (en un momento concreto) o longitudinal (a lo largo del tiempo). Si empleamos a los mismos sujetos a lo largo del tiempo, tendríamos un estudio de panel.

    Por otro lado, me gustaría también hacer una glosa a los comentarios expuestos más arriba.
    El de Uldarico se refiere a una parte muy concreta y secundaria de la lectura, la de las unidades de análisis. No se sabe si es su particular lectura del texto o una precisión a lo comentado por Isabel.
    César aporta otro resumen de la lectura y no es eso lo que había que hacer, sino comentar el de Isabel.
    Finalmente, contesto a las dudas de Marion: El autor se centra en los enfoques temporales de los estudios; el ámbito geográfico podría caber dentro de su consideración de las unidades de análisis; pero no lo hace por centrarse en individuos, grupos, organizaciones y productos sociales, sin tener en cuenta los territorios o espacios donde estos se desarrolla.
    Además, los tres propósitos (exploración, descripción, explicación) de la investigación NO son una forma de estudio previo de la investigación; sino tres tipos de finalidades o de objetivos que pueden caber en todo estudio, aunque lo normal es que en cada uno predimine una intención exploratoria, descriptiva o explicativa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s